Adolescentes en redes sociales 2018

El uso de los dispositivos móviles y de las redes sociales se ha generalizado prácticamente en los últimos años. De acuerdo con nuestro estudio sobre alumnado de 1º de ESO (11-12 años), el 96%  se ha registrado en alguna red social, de los cuales el 14% lo han hecho sin el consentimiento de su familia.

https://create.piktochart.com/output/34066174-adolescentes-en-redes-sociales

YouTube, Whatsaap, Instagram. Musical.ly, Snapchat y Spotify son en este orden las redes sociales más utilizadas en esta franja de edad. Los resultados son muy parecidos a año 2015, con la diferencia que Whatsapp e Instagram siguen aumentado su utilización por parte de  los menores. Sube con fuerza Musical.ly. Creada en China, las bases establecen que esta aplicación no está permitidas a los menores de 13 años. Permite grabar vídeos de hasta 15 segundos y está causando furor entre los más pequeños. Estos vídeos se pueden etiquetar sobre distintas temáticas pero fundamentalmente son utilizados para grabar coreografías, bailes, videoclips, canciones en playblack con numerosos efectos que luego comparten en otras redes sociales como Instagram.

El resto de redes sociales son utilizadas en su mayoría para chatear, publicar fotos y videos, escuchar música, seguir a influencers y ver vídeos. En un porcentaje menor se usan para jugar line, para estudiar y para conocer gente nueva.

Uno de los aspectos más preocupantes son las amenazas a la privacidad a las que se ven expuestos los menores. Algunos datos personales publicados en su perfil, como el nombre, teléfono o e-mail superan el 25%. En sentido opuesto, más de un 11% manifiesta que no aporta ningún dato personal. En este sentido el 15% dice tener cuentas falsas en las redes sociales que utiliza.

El promedio de horas semanas de conexión a las redes sociales se acerca a la media nacional que ronda las 3 horas diarias. Es a partir de esta edad cuando el número de horas se incrementa.

Aunque el tema de la popularidad todavía no les obsesiona, lo que si se ha incrementado respecto a años anteriores es el número de seguidores que tienen en sus redes sociales. El 17% de los encuestados superan los 200 y el 7% los 500 seguidores. En cuanto al poder de recompensa inmediata que  dispensan los “Likes”, el 77% esperan recibir menos de 100.

El hecho de que los  menores  se estén registrando en las redes sociales de forma más temprana, está generando algunos impactos negativos que no podemos obviar. En muchos de los casos, dan lugar a un uso inadecuado de las mismas, generan numerosos conflictos en el centro que se inician en la mayor parte de las ocasiones por comentarios o imágenes subidos a las distintas redes sociales como Isntagram o Whatsapp, pero en otras ocasiones pueden derivan en situaciones de maltrato, exclusión y en el peor de los casos en adicciones, ciberbullying, sexting o grooming.

Prueba de ello, y con el afán de tener muchos seguidores el 10% manifiesta tratar con desconocidos a través de las redes sociales. Un 13 % dice haber recibido algún tipo de insulto y amenaza y un 5% reconoce haber insultado o amenazado. Ese mismo porcentaje dice haber recibido propuestas sexuales no deseadas. Además el 15% asegura conocer a alguien que ha sido acosado en la red.

Por otro lado hay datos más alentadores. Más del 80% de los menores cree que controlan toda la información que publican en la red, y un 24% que ha prestado ayuda a alguien que ha sido acosado en las redes sociales.

En este contexto, tenemos que plantearnos estrategias que ayuden a los menores a tener una interacción positiva y saludable con esta forma de comunicación personal, a ser conscientes de sus riesgos, a saber controlarse y a seguir disfrutando de otras actividades.

La puesta en marcha de programas preventivos como Ciberayudantes tienen como objetivo dar respuesta a las situaciones que dañan la convivencia, prevenir su aparición y promover el uso seguro y responsable de las redes sociales, implicando a las familias pero también a los propios menores, como parte de la solución y no solo como meros objetos a proteger.

Sería aconsejable que al abrir una cuenta en alguna red social, los padres/madres estén al tanto, evitando facilitar datos reales y desactivando la ubicación. Es necesario configurar un perfil privado y solo admitir seguidores que sean personas conocidas. Tenemos que acostumbrarles a pedir permiso para subir fotos de terceros y a pensar que las fotos publicadas pueden avergonzarnos después. Finalmente es importante establecer límites en tiempos y horarios, así como normas de comportamiento en la red.

Jesús Prieto González, octubre de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: